El elegante y discreto Gran Hotel Don Gregorio está situado en un emblemático edificio del casco histórico y acaba de re-abrir sus puertas con una interesante novedad: su restauración se realiza ahora de la mano del Chef Óscar Calleja, reconocido con 2 Estrellas Michelin y 2 Soles Repsol en un restaurante llamado “Ment” convirtiéndose en una combinación perfecta y una parada obligatoria en Salamanca.

El edificio en el que ahora se encuentra el Grand Hotel Don Gregorio es un antiguo palacio del siglo XV con larga historia. 
Testigo del paso del tiempo que deja recuerdos y sensaciones que van más allá de la memoria y le hará viajar años y siglos atrás.

Este antiguo palacio logra acercar a sus huéspedes a la Salamanca barroca de Churriguera y les hace revivir las épocas del Maestrazgo de las grandes Órdenes y del florecimiento de la Universidad.

Acogedoras, confortables y elegantes habitaciones

Grand Hotel Don Gregorio se encuentra en un edificio histórico que ha sido completamente restaurado para convertirse en el hotel de lujo que es hoy en día. Este emblemático hotel de solo catorce habitaciones, ofrece la oportunidad de disfrutar de una estancia única con todo lujo de detalle y todo el confort en el casco histórico de Salamanca, frente al convento de los Dominicos y a cinco minutos a pie de la Plaza Mayor y las Catedrales.

salón biblioteca
Spa privado en el hotel Don Gregorio

compartiendo espacio encontrarás Ment, un espacio acogedor, tranquilo y elegante en un ambiente chic, que te hará viajar a través de los sentidos convirtiéndose en una parada obligatoria para los paladares más inquietos.

Su cocina está dirigida por el Chef Óscar Calleja, “MENT es elegancia y exclusividad. Es una palabra que proviene del Maya y significa: elaborar, formar y crear. Para mí, es pasión  y vida”. Su trabajo habla de creatividad, sensibilidad, sabor, frescura y aventura, una combinación que no te dejará indiferente.

Ment es la llave que abrirá todas aquellas ventanas de tu imaginación por donde todavía no te atreves a asomarte, y te acompañará descubriendo nuevos sabores, creando diversas experiencias y distintos recuerdos que nadie más será capaz de deducir. Es un lugar donde no esperar lo esperado, donde el presente es futuro y todo lo que pruebas es un sentido consentido.

La vida no se mide por las veces que respiras, sino por aquellos momentos que te dejan sin aliento.

Se trata de enlazar lo natural, lo autentico, lo especial y lo distinto buscando hacerte vivir una experiencia única desde el primer contacto.

Otras entradas de nuestro blog:

Ir al contenido