La visita a una ganadería de toro bravo es un paseo por la naturaleza de la dehesa charra es su máximo grado disfrutando del paisaje de las encinas y aprendiendo las particularidades de este noble animal y el respeto de su entorno.

Cada época del año es diferente y da un sabor especial a cada visita.

Nuestra experiencia en la ganadería del Pilar comenzó con una explicación en la plaza de tientas de la ganadería sobre la historia y el pasado de la misma, el porqué de su hierro y también el de la ganadería vecina , el Puerto de san Lorenzo.

Descripción

Más tarde, en su Finca “El Puerto de Calderillas´´ pudimos hacer una visita a las vacas madres ya que como Sergio nos contó, si tienes suerte puedes ver algún ternero recién nacido. Nosotros tuvimos la oportunidad de disfrutar en especial de una de ellas, a la cual pudimos dar de comer y apreciar su belleza más de cerca.

También nos fue explicando en cada cercados las diferencias entre los toros , tanto su pelaje como su casta, los diferentes astas y muchos otros detalles.

Terminamos la visita en el salón taurino, donde pudimos disfrutar de una cata-maridaje de vino tinto con embutidos ibéricos y quesos de la tierra.

Así terminó la visita a esta famosa y por otra parte familiar ganadería del Pilar donde además de la experiencia de contemplar distintas escenas del día a día en la vida del toro bravo, pudimos disfrutar de un día inolvidable en las dehesas del Campo Charro.

Ir al contenido