BLOG

Tomamos un Uber con calidad y puntualidad británica para ir a la base de nuestro rent a car, junto al aeropuerto. Cogimos un coche medio pero con el  seguro a todo riesgo, pues no solo tienes el handicap de conducir a la izquierda ( que enseguida te acostumbras ) , si no  porque adicionalmente tienes en toda la zona norte y a la que nos dirigíamos, todos los factores en contra  para no pensártelo dos veces  ( Lluvia, carreteras de 1-2 carriles y mucho tráfico de camiones ).

es muy fácil calcular mal.

La toma de contacto fué suave, por autopistas en las que te vas acostumbrando a circular, cambiar con la mano izquierda y calcular  adelantamientos, incorporaciones a rotondas, vias de 2 carriles etc….    Subimos hacia el noreste, atravesando  la zona de queensferry , con sus 4 puentes. para continuar por la costa hasta Saint Andrews. Un pequeño pueblo costero famoso por ser la cuna mundial  del Golf.  

El campo legendario de Saint Andrews

 Todo el pueblo está volcado al Golf pero además tiene mucho encanto y aunque no te guste el Golf, es una parada recomendable y merece totalmente la pena acercarse a hacer un poco de turismo por allí y recorrer las impresionantes ruinas de su catedral.

Restos de la catedral de Saint Andrews

 Perderse por las callejuelas del casco antiguo o sentirse como en una película en la famosa playa por la que corrían descalzos los protagonistas de Carros de Fuego a ritmo de Vangelis.

El paseo es muy agradable.

Continuamos camino, para llegar a una de las visitas más esperadas para mí. El castillo de Dunnottar, en Stonehaven, uno de esos lugares de cuento de Escocia.

Dunnottar Castle

El típico castillo de película que se sitúa junto al mar, en un acantilado, y que servía de defensa de los ataques marítimos. Hoy está en ruinas, pero aun así es una experiencia increíble visitarlo para viajar varios siglos atrás, hasta la Edad Media.

Dunnottar Castle

Los acantilados de más de 50 metros, el mar, el viento y la lluvia  hicieron que la visita fuera de película..

Paseo para llegar al Dunnottar Castle

Continuamos hasta Aberdeen, la ciudad del granito.. Para mí un cierto desencanto, por cuanto es demasiado moderna, cosmopolita, etc… nos acercamos a la playa paseando y salimos a cenar en un Fish and Chips.. 

Aberdeen, La ciudad del marmol

Al dia siguiente planteamos 2 visitas a 2 castillos diferentes entre sí, de camino a  Inverness..

Fraser Castlle

El Castillo de Fraser ,  un lugar fabuloso para disfrutar de la atmósfera de la vieja Escocia y sus historias de colores. 

Frazer Castle

Disfrutar de las vistas panorámicas y descubrir peculiares características tales como escaleras secretas, trampas ocultas, una mirilla y una pierna de madera.

Fyvie Castle

El castillo de Fyvie, Turriff, a unos 50 minutos al norte de Aberdeen. Flyvie es un sobresaliente ejemplo de la arquitectura baronial escocesa. Comenzó como un sencillo castillo en el siglo XIII, posteriormente cinco poderosas familias lo irían ampliando hasta que alcanzó su tamaño actual. En el interior, una magnífica escalera de caracol es su atractivo más espectacular, también se exhiben muchos tesoros, incluyendo una magnífica colección de armas, armaduras y pinturas

Continuamos camino hacia Inverness  y realizamos una parada en la costa en una zona de avistamiento de delfines CENTRO DELFINES, aunque por el mal tiempo, con poco éxito. El centro tenía una cafeteria muy agradable con buenas tartas caseras. ( Carrots Cake).
y  por fin llegamos a  Inverness, donde tuvimos la suerte de encontrar el mejor alojamiento de los que hemos disfrutado en el viaje. LA situación frente al castillo y a la orilla del rio, el trato de la dueña,  la amplia habitación y el espectacular desayuno a la carta , fué toda una sorpresa. castleviewguesthouseinverness.

Inverness, paseo por la orilla del rio

La dueña, sugirió realizar una ruta andando por el sendero de la orilla del rio muy relajante después de estar todo el dia viajando. Regresamos al centro para cenar, donde había muchas opciones y al terminar volvimos al hotel a descansar.

Salida del Canal al mar en Inverness

Por la mañana después de ese espléndido desayuno , mientras ellas se fueron de tiendas, nosotros nos fuimos a la costa para intentar ver delfines, de nuevo sin éxito..

exclusas

pero vimos una salida al mar de un velero  en la compleja maniobra mediante exclusas de los canales que llegan a Inverness .

Urquart Castle, Lago Ness

Cogimos el coche y empezamos el recorrido por la orilla del Lago Ness hacia el  precioso castillo de castillo-de-urquhart-.

Lago Ness, Urquart Castle

desde el aparcamiento se accede al centro de visitantes y con la entrada tienes una proyección donde te cuentan la historia del castillo, del que solo se visitan las ruinas pero de una forma muy bien mantenida.

Problema técnico en el Lago Ness

La carretera es muy sinuosa y estrecha, con alcantarillas de desagüe en los bordes. Una de ellas llamó especialmente mi atención , lo que provocó usar el servicio de asistencia contratado felizmente  Pero nos obligó a perder 4 horas para su reparación y continuar viaje hasta Oban.

Paradas en el camino a Oban
Llegada a Oban, impresionantes imágenes que recuerdan episodios de Outlander
el recorrido es realmente bonito.

Al atardecer , llegamos a Oban. ” pequeña bahia “, en gaélico. Un pueblo precioso al borde del mar conocido como «la entrada a las islas» por el número de ferries que parten de su puerto en dirección a las islas Hébridas Interiores y Exteriores, donde nos habíamos propuesto dormir para tentar a la suerte de ir en barco al dia siguiente..

Buscamos un bed and breakfast y salimos a cenar..pero el tiempo se nos había echado encima y casi todo estaba cerrado ( 21.00).. acabamos en el muelle y cenamos en la cafeteria  que era muy grande. habia de todo y con un buen ambiente.. Al regreso al alojamiento, ya soplaba viento y lluvia.. Lo que anticipaba lo que ocurriria al dia siguiente..

LOCH LOMOND WHISKY

AL levantarnos y despues de desayunar  en el salón del B&B, lo que habíamos marcado en el papel que deseabamos la noche anterior ( zumos-revuelto, tostadas, cafe),, me acerqué a la oficina de turismo donde ya me dijeron que estaría todo el dia con temporal y la flota amarrada… UNA LASTIMA……….. Cogimos el coche y salimos de camino recorriendo el Lago Lomond, famoso por ser el whisky del amigo escoces de TinTin.

loch Lomond en los Trossachs

 Situado dentro del  parque nacional de los Trossak,  ofrece un paisaje espectacular, con muchas islas y vegetación,.Intentamos coger un barco para recorrerlo. 

Pero como el tiempo seguía ventoso y lluvioso, decidimos pasear y nos encontramos sin saberlo con uno de los muchísimos y fabulosos castillos  que hay en este pais. El paseo fué estupendo y continuamos camino  hacia Stirling, famoso por algunos episodios de Juego de Tronos.

llegada a Stirling
arco iris desde el castillo de Stirling

la llegada marcada por una fina lluvia, nos permitió salir a dar un paseo y cenar después de dejar las cosas en el B&B que habíamos localizado en el centro. Por la mañana, desayuno y subida para visitar el castillo -fortaleza muy bien conservado y con unas vistas espectaculares  y con un  cementerio alrededor

cementerio en la entrada al castillo de Stirling
Cementerio
castillo de Stirling

 Recorrimos las calles  hacia el famoso puente de Stirling de 1500, donde el famoso William Wallace (Braveheart) derrotó a las tropas inglesas .

Puente de Stirling

Y   emprendimos el camino de regreso al aeropuerto para devolver el coche , coger el vuelo de regreso al Sol con unas sensaciones fantásticas de estos dias por Escocia, donde habrá que volver  y que es  sin duda , un destino super recomendable.