BLOG

Te planteamos una ruta en coche  a lo largo de un fin de semana de invierno, disfrutando del paso de aves en la zona de Peñaranda de Bracamonte hasta la rica comarca de La Armuña.

Día 1. Peñaranda de Bracamonte

Peñaranda de Bracamonte es la población más grande del Territorio Nordeste y está reconocida como Conjunto Histórico Artístico. Ya aparece como Penna en documentos del siglo X, aunque sería repoblada definitivamente por el Reino de León en el XII. Encrucijada de caminos, calzadas y cordeles, su ubicación estratégica y la riqueza agrícola de su comarca contribuyeron a su pujanza.


En 1370 Juan I le concede a Peñaranda el privilegio real de celebrar mercado. La importancia que alcanzó hizo que durante tiempo se conociese como Peñaranda del Mercado. El mercado sigue celebrándose todos los jueves y es aconsejable visitar la localidad ese día para disfrutar del ambiente que se genera.

Soportales en Peñaranda

Peñaranda, parada en la Ruta de Carlos v

Peñaranda fue una parada en el último viaje que realizó Carlos I de España y V de Alemania antes de morir, en un trayecto de 550 kilómetros, los que separan el puerto de Laredo (Cantabria), en el norte de España, y el Monasterio de Yuste (Extremadura).

Cantabria, Castilla y León y Extremadura son las tres regiones que atraviesa este viaje histórico y en las que se conserva un importante patrimonio monumental de la época. Por ello te animamos a sentirte como un Rey y conocer algunos de los municipios que visitó el monarca en esta última ruta hacia su retiro como Rágama. o Macotera

Hacia el Norte nos encontraríamos con Rágama situado en el corazón de la meseta del Duero, en la tierra de campiñas que caracterizan el territorio sur de este río. Son tierras de cereales y pastos en los que conviven los agricultores y los pastores. La Iglesia tiene elementos mudares. Recomendamos acercarse al mirador en madera situado cerca de la laguna de los lavajares , al que se puede acceder andando y donde en inviernos lluviosos se pueden avistar entre otras aves Avutardas.

Cruz del Humilladero Rágama

Y si tomamos camino hacia el sur nuestro referente será Macotera que con su espléndido artesonado, forma parte de la Ruta del Múdejar salmantino que recorre las tierras de Alba de Tormes y Peñaranda de Bracamonte. Esta Ruta incluye 16 templos, representativos de la fusión del arte cristiano y la estética musulmana.

El cielo de Macotera

Uno de los tesoros ocultos de esta propuesta son los espléndidos artesanados que podremos disfrutar en el interior de la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Castillo en Macotera . Un auténtico “cielo mudéjar”.Declarada Bien de Interés Cultural en 1982

Siguiendo la ruta real, destacaríamos Santiago de la Puebla, donde destacaríamos de su patrimonio cultural , la Iglesia de Santiago que data de los siglos XV y XVI y es uno de los mejores ejemplos de gótico de la provincia. Declarada Bien de Interés Cultural. Posee un elevado crucero y tres naves cubiertas con preciosas bóvedas de crucería. Destaca la capilla del Licenciado Toribio del primer tercio del XVI con un excelente retablo que se atribuye a Diego de Siloé y Felipe Bigarny y los sepulcros de pizarra y alabastro son obra de Diego de Siloé. Y como curiosidad, una piel de caimán que cuelga de una pared.

Hoy en dia Peñaranda, sigue siendo una referencia gastronómica de la comunidad por la fama de restaurantes  como Las Cabañas-el Toston de Oro. Fundado en 1885 y que entre el calor de la cocina, el regusto de los platos condimentados y el amor a la profesión, se fue fraguando una tradición propia, transmitida de generación en generación…

Asado tipico de Peñaranda

O también El Oso y el Madroño  que se han convertido en espacios con sabor propio, con cocina castellana, y donde la calidad del producto regional, el asado natural en sus hornos de leña y el conocimiento de sus cocineros son una firma de garantía.

restaurante El Oso y el Madroño.

Aquí encontrarás una oferta espectacular de restauración conocida en toda la provincia y también hay opciones para tu alojamiento, sigue este enlace para localizar el que mejor se te acomode..

Cada municipio tiene toda la información en códigos QR, para que puedas descargártela actualizada y organizarte tu propia propuesta.Nordeste

Día 2. Azud de Riolobos, Cantalpino-Parada de Rubiales.

Hoy te proponemos que realizes una actividad de observación de aves, ideal para la visita a Salamanca en invierno y para ello te aconsejamos que vayas de la mano de un especialista de los que tenemos en la zona y por supuesto , que lo organizes con tiempo suficiente. Ellos te facilitaran hacerlo en las mejores y más seguras condiciones para hacerlo con respeto a la naturaleza., para tu comodidad, sigue el siguiente enlace.

Empresas de turismo ornitológico

El azud de Riolobos es un pantano artificial de reciente creación construido con el objetivo de abastecer de agua a los proyectos de regadío existentes en una zona de la comarca de Tierra de Peñaranda (Salamanca). El enclave, estepario y con 3 núcleos rurales cercanos, es una zona de influencia mayoritariamente cerealista con algunas islas de pequeños pinares, choperas y encinares.

Azud de Riolobos

En pocos años, de forma natural, se ha convertido en un enclave privilegiado para la reproducción y observación de aves. Desde el CITA de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, en Peñaranda de Bracamonte, se ha creado un proyecto que gira en torno a este humedal, que vela por el desarrollo integral de la zona y surge de la necesidad de mostrar a la población su alto interés no sólo ecológico, sino también económico, agrícola, social, educativo y turístico.

Información en el Azud de Riolobos

Desde su reciente creación, el azud de Riolobos ha constituido uno de los mejores enclaves para la observación y estudio de las aves acuáticas de la zona centro-oeste de España.

Azud de Riolobos

Su categoría ornitológica, en ciertos aspectos comparable a la de los humedales de mayor renombre de Castilla y León, parece, hoy en día, indiscutible. Tenemos muy cerca la Alquería de Riolobos, que conserva, en mal estado, la torre de la iglesia y restos de eras empedradas, prueba de la importancia que tuvo como parada en el cordel de ganados.

Cantalpino: Bodega tradicional y alquerías

Muy cerca del Azud, se encuentra Cantalpino, donde además de su Patrimonio Cultural , como la Iglesia de San Pedro Advíncula. Templo renacentista del siglo XVI ,declarada Bien de Interés Cultural. Edificado con cantería de arenisca de la zona, en el interior destaca la cubierta de la nave central: una armadura mudéjar del XVI.

Iglesia de Cantalpino

El interior de la iglesia alberga el extraordinario Cristo de la Custodia, del siglo XV y una imagen de San Sebastián de 1786. El retablo mayor es rococó del XVIII y aloja esculturas de San Lorenzo, San Antón y Santa Bárbara y es de sillarejo y ladrillo. Declarado Bien de Interés Cultural. Alberga una dependencia con bóveda de medio cañón . También y en la plaza de España podemos encontrar un reloj de sol ( s. XVII) y   la estatua de Sor Eusebia Palomino, obra de Fernando Mayoral. A los pies de la estatua podemos encontrar una urna con 95 piedras( número de provincias de hijas de Maria Auxiliadora en todo el mundo)

Sor Eusebia fue una religiosa salesiana nacida en Cantalpino en 1899. En 2004 fue declarada Beata por Juan Pablo II. Se conservas su casita y un centro de espiritualidad con su nombre y un museo sobre su vida.

Puedes además disfrutar de la visita a una espectacular bodega tradicional, testimonio del pasado vinícola que llegó a tener Cantalpino .

Bodega en Cantalpino

Cantalpino es una zona eminentemente agrícola que alterna cultivos de secano con cultivos de regadío, mayormente la patata.
Cuenta con varias alquerías con notables recursos naturales e histórico a los que puedes acercarte después de comer paseando.Podemos destacar las Alquería de Villafuerte. Posee los restos de una fortaleza del siglo XV, edificada sobre una anterior del siglo XII. Torre de Moncantar, o Revilla,que perteneció a Diego de Ovalle y donde aún puedes contemplar entre otras cosas un puente muy bien conservado

Puente de Revilla
Alqueria Revilla, junto a Cantalpino.

Parada de Rubiales, Bodega y aula de interpretación.

Para terminar la tarde de esta visita a Salamanca en invierno, te proponemos realizar una parada muy especial en Parada de Rubiales, fundada en el siglo XII, en el marco de la repoblación de estos territorios impulsada por el Reino de León. Por aquel entonces eran dos localidades separadas: Parada y Rubiales. Aparece mencionado por primera vez en un documento de 1268.
A Parada se llamo así porque era lugar de descanso de personas y ganado, procedente del latín parare. Su cercanía Rubiales le otorgaría el apellido. En el siglo XVI se despuebla Rubiales y se anexiona a Parada.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de parada de rubiales


Ubicado en la comarca de la Armuña, la principal actividad del municipio en la agricultura del cereal y las legumbres. No obstante, Parada de Rubiales fue reconocido desde la edad media hasta el siglo XIX por su producción vitivinícola. Fue uno de los principales proveedores de vino de la capital salmantino, ayudado por los arrieros armuñeses, otra de las actividades tradicionales de la comarca.

Más de 150 antiguas bodegas excavadas minan el pueblo y dan testimonio de la importancia que tuvo la producción de vino hasta principios del siglo XX, cuando la enfermedad de la filoxera y las regulaciones agrarias acaban con los viñedos

Aula interpretativa , sala de catas y bodega en Parada de Rubiales

También podrías recorrer si hay aún hay luz, el Parque de la Alameda. Es una extensa zona verde junto al casco urbano y al arroyo. o el Monte de los Valdemoros, con sus charcas rojizas y que dispone de merendero con amplias vistas a La Armuña entre pinos y encina. Por otra parte, a la entrada del pueblo, tienes una buena alternativa para reponer fuerzas con unas buenas carnes a la brasa . Desde aquí estarás a 20km de Salamanca y rodeado de múltiples opciones para unirte a nuestras rutas : Joyas escondidas del Tormes o La ruta de Cantalapiedra y las Villas. O nuestra recomendación : recorrer y disfrutar de La Armuña.

Dia 3.

Si has decidido seguir nuestra recomendación para disfrutar de Salamanca en invierno, deberías empezar por recorrer alguno de los senderos de Monterrubio de la Armuña ,típico pueblo armuñés , cuyo nombre parece derivar del latín montem roseus (monte rojizo), posiblemente por el color de las laderas del Cerro del Vis, donde se ubica la ermita del mismo nombre y que es un estupendo mirador de la Comarca de la Armuña.

Paisaje de Monterrubio

El cerro del Viso, durante la Guerra de la Independencia fue utilizado por el general británico para observar al ejército napoleónico al que derrotaría en la Batalla de Arapiles (1812).


El término municipal se encuentra dedicado casi exclusivamente al cultivo de secano lo que unido a la práctica ausencia de elevaciones, conforma un paisaje de amplios horizontes y con una gama de colores que varía según la época del año. Destacan las legumbres don denominación de origen: la Lenteja de la Armuña y el Garbazo de Pedrosillo.


Paseando es fácil encontrarnos especies como el conejo, la cigüeña blanca, la perdiz común, el milano real, el aguilucho pálido, etc. En época de lluvias se forman múltiples charcas que son refugio de aves como el zampullín, la garza real , la focha, etc.

Te recomendamos la Laguna “Charca mayor” de Carbajosa de Armuña. Esta laguna recoge las aguas de los arroyos circundantes y en ella se concentra numerosa fauna, especialmente aves. Estos pequeños humedales de La Armuña son visitados por numerosas especies, por lo que son un gran aliciente para los aficionados a la ornitología. Cuenta con paneles interpretativos.

Senda ambiental del Arroyo de Santa Lucía , En la Vellés. Paseo a lo largo del cauce del arroyo en el que se suceden varias charcas. Unos paneles interpretativos ofrecen información sobre los valores ecológicos y económicos de estos pequeños humedales.

Visita bodega Julian Madruga

bodega julian Madruga

A Julián siempre le gustó compartir una pinta de vino y un cacho de chorizo y queso con los seres queridos y aquellos que venían de visita. Nada ostentoso, simplemente una merienda humilde, un momento de compartir un bocado rico y un trago .

Ese era Julián, la definición de generosidad en persona. Siempre cuidando de su gente, siempre amable. Sus valores y su bondad eran sólidos e inmensos. Uno de esos hombres que permanecen en la memoria de quienes lo conocieron con absoluto cariño y respeto.

Vinos de Julian Madruga

Ahora, su hijo Alberto, ha dado continuidad a este precioso legado a través de la bodega que le da nombre: Julián Madruga. Realizan vinos de autor, seleccionando uvas de diferentes viñedos y tipos y creando vinos a petición de sus clientes haciéndolos únicos . Actualmente tienen 6 referencias propias y otras tantas para clientes.

Puedes concertar una visita con cata e incluso podrás organizar un estupendo almuerzo si lo deseas para degustar los productos de la tierra. Contacta siempre antes con ellos y con un mínimo de 8 personas. ct: bodega julian Madruga