BLOG

Con nuestra ruta, te ofrecemos que conozcas y te empapes de la historia que tuvo lugar en las tierras de Peñaranda y Alba de Tormes, disfrutes de actividades outdoor ,como piraguas, paseos a caballo y descubras la ruta de Cantalapiedra y las Villas.

Primer día

Para realizar esta ruta, tu alojamiento podría estar en la ciudad de Salamanca o bien en Alba de Tormes, que sería lo más cómodo en nuestra opción y donde podrás encontrar todo tipo de servicios de calidad y precios muy competitivos. Para tu ayuda , te recomendamos que visites este enlace para conocer los mejores alojamientos en Salamanca y para Alba de Tormes.

 

Vistas De Alba de Tormes desde el Hotel D Fadrique

Segundo Dia

El primer punto de nuestra ruta será Calvarrasa de Arriba que es un pueblo que se encuentra a mitad de camino de Salamanca y de Alba de tormes.

En Calvarrasa de arriba te recomendamos un paseo para visitar un interesante conjunto formado por: la Ermita de la Virgen de la Peña , una antigua y peculiar plaza de toros , unos lavaderos y una fuente.

 

Paisaje desde la Ermita del campo de batalla

Y desde allí, hay una desviación que nos llevará directamente a nuestra segunda parada, Arapiles.

Arapiles es un pueblo conocido como sitio histórico por la Batalla de Arapiles y donde te recomendamos que hagas una parada para visitar el campo de batalla. Esta compuesto por dos arapiles, y a uno de ellos podemos subir andando en no más de 20-25 minutos para visitar el monumento que se encuentra en lo alto del mismo.

 

Foto del arapil chico con la ciudad de Salamanca al fondo

Siguiendo la carretera nos encontraremos con el pueblo Arapiles dónde recomendamos que hagas una visita al Aula de interpretación de la batalla para poder conocer a fondo los detalles de esta.

Una vez hechas estas visitas, podemos continuar nuestro viaje por la historia de Salamanca hasta nuestra siguiente parada en Carpio Bernardo dónde encontraremos las ruinas de un castillo o fortaleza altomedieval que jugó un papel relevante como frontera leonesa frente al reino de Castilla.

La leyenda dice que fue fundado por el legendario caballero Bernardo del Carpio, a parte de las espectaculares vistas del río Tormes y De Alba de Tormes que encontraremos desde el cerro del castillo al que podemos subir andando en 10 minutos por un camino de tierra sin mucha dificultad.

 

Foto del castillo de Carpio

Desde arriba del castillo, si miramos hacia el río, un poco a la izquierda podemos ver el siguiente punto de nuestra ruta, Villagonzalo de Tormes, un pueblo a las orillas del río Tormes. Se fundó en el siglo XIV, en el marco de las repoblaciones impulsadas por el Reino de León durante el proceso de reconquista.

Foto de la orilla del Rio Tormes en Villagonzalo

 

VIllagonzalo  es muy conocido por los expertos en la pesca , por tener en sus aguas el Hucho-Hucho, este pez que se trajo de la antigua Checoslovaquia, se pretendió introducir en varios cauces fluviales, entre otros el río Órbigo, en León. Sólo el río Tormes y en esta zona de Villagonzalo supo darle al hucho lo que necesitaba. El pez se ha aclimatado y son miles de pescadores los que le pretenden pescar, cada temporada, en España. Sólo unos pocos lo consiguen y aquí en Villagonzalo es uno de los puntos más deseados para todos los pescadores.

[Hucho+devuelto+al+agua+(3).JPG] 

 

 

Esta es la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción en Carpiobernardo,
un sencillo templo que alberga interesantes imágenes .

La siguiente parada que te recomendamos es Huerta, donde podrás encontrar oferta complementaria de restaurantes, merenderos y casas rurales para utilizarla como base para esta noche y realizar alguna de la s actividades que te proponen en la zona, piragüismo, paseos a caballo…

Huerta se caracteriza por ser una penillanura sedimentaria, predominando el carácter horizontal en todo el paisaje de la campiña, dedicada en su mayor parte a la agricultura de regadío. El paisaje varía a medida que nos acercamos al Tormes donde podemos encontrar el llamado “Bosque de Ribera o de Galería”, refugio de un rico ecosistema.
Ribera del Tormes. Huerta se situa en la Vega del Tormes, que está declarada Lugar de Interés Comunitario (LIC). Es un buen lugar para pasear y observar aves acuáticas y otras especies que viven entorno al río. Destacan los bosques de galería donde abundan los fresnos, chopos autóctonos, sauces y alisos. 

 

Rio Tormes a su paso por Huerta

El Codo de Huerta. El río Tormes gira en Huerta con una curva de 110º sin que exista un obstáculo importante que lo explique. Esta curiosidad geográfica es vestigio del trazado anterior del río hace más de un millón de años, cuando no llegaría a pasar por la actual Salamanca y correría hacia el Duero por el valle del río Guareña, más cercano a la provincia de Zamora.

 

D. Miguel de Unamuno en La Flecha ( Cabrerizos)

En esta zona del curso del Tormes, donde el paisaje inspiró a personajes tan ilustres como Santa Teresa, Fray Luis de león , Garcilaso De la Vega entre otros es, conocido como La Cornisa de Cabrerizos, han aparecido numerosos fósiles de animales, fundamentales para el estudio de los seres vivos, como quelonios, reptiles y también mamíferos, algunos expuestos en la sala de las tortugas de la Universidad, lo que ha hecho que Cabrerizos sea conocido y reconocido nacional e internacionalmente por la comunidad científica paleontológica,

 

Neochelys salmanticensis (Jiménez, 1968). HOLOTIPO (STUS 180). Eoceno medio superior. Teso de la Flecha (Cabrerizos: Salamanca).

Tercer dia

Hoy te proponemos conocer la ruta de Cantalapiedra y las Villas, desde Aldealengua. Aldealengua se situa en la Vega del Tormes, que está declarada Lugar de Interés Comunitario (LIC). Es un buen lugar para pasear y observar aves acuáticas y otras especies que viven entorno al río. Destacan los bosques de galería con álamos, sauces, chopos, etc. En su fértil vega abundan los cultivos de regadío siendo la agraria la principal actividad económica del municipio. Continuaremos hasta San Morales, donde destacaremos la Iglesia de San Bartolomé. Templo del siglo XVII. Su alta torre destaca sobre la llanura dedicada al regadío. En el interior destaca la armadura madera del XVII, reformada en los años 70 del siglo pasado.

 

San Morales conserva interesantes muestras de arquitectura tradicional vinculadas al uso agrario de la tierra.

Siguiendo el camino nos encontraremos Aldearrubia.

 

Iglesia de San Miguel Arcángel
Templo renacentista del siglo XVI, con reformas neoclásicas del XVII. Declarado Bien de Interés Cultural. Destaca en el interior la bóveda de crucería del coro y el retablo de piedra de la capilla mayor.

 

Arabayona de Mógica

Arabayona de Mógica se asienta en lo alto y a los pies de un otero que domina la fértil llanura de la comarca de Las Villas a la que pertenece. Fundada en el siglo XII en el marco de la repoblación impulsada por el Reino de León. Su primer nombre fue Forniellos, haciendo referencia a los hornos en los que se cocían las tejas, actividad por la que fue conocido en la zona. Posteriormente sería Hornillos.

 

Se trata de una de las romerías más arraigadas en la provincia de Salamanca y una de las últimas del ciclo religioso-popular del año.

A destacar : La Ermita del Cristo de Hornillos, Notable templo reedificado en 1715 sobre otro anterior. Regida por los monjes Basilios desde 1638 hasta 1834, acoge al Cristo de Hornillos que goza de gran devoción en la zona y la Iglesia de Nuestra Señora de la Zarza. Continuaremos hasta Pedroso de la Armuña

 

Un paseo por El Pedroso de La Armuña nos descubrirá valiosas muestras de la construcción popular en las que podremos apreciar la tradición mudéjar.

Cantalpino, que forma parte de la comarca de Las Guareñas o Tierras de Cantalapiedra. Cuenta con yacimientos que demuestran que la zona estuvo poblada desde el Paleolítico y la Edad del Hierro. También hubo presencia romana. La invasión musulmana tuvo como consecuencia la práctica despoblación de esta zona hasta el siglo XII, cuando el Reino de León inició la repoblación y donde destacamos entre otros la Iglesia de San Pedro Advíncula

 

Iglesia de San Pedro Advíncula

El interior de la iglesia alberga el extraordinario Cristo de la Custodia, del siglo XV y una imagen de San Sebastián de 1786. El retablo mayor es rococó del XVIII y aloja esculturas de San Lorenzo, San Antón y Santa Bárbara.s que data del siglo XII y es de sillarejo y ladrillo. Declarado Bien de Interés Cultural. Alberga una dependencia con bóveda de medio cañón y la estatua de Sor Eusebia Palomino, obra de Fernando Mayoral. Sor Eusebia fue una religiosa salesiana nacida en Cantalpino en 1899. En 2004 fue declarada Beata por Juan Pablo II.

Y terminamos la ruta en Cantalapiedra, donde encontraremos el descanso con una buena comida con los productos de la tierra antes de regresar a casa.

 

Iglesia de Cantalapiedra

Cantalapiedra ocupa una antigua posición estratégica como nudo de calzadas y vías pecuarias con rumbos a Salamanca y a Medina del Campo, a Zamora y a Ávila. Es considerada la capital de la comarca histórica de Las Guareñas o Tierras de Cantalapiedra.
Repoblada por los reyes leoneses a finales del siglo XI, quienes la fortificaron y amurallaron como plaza fuerte del Reino de León en la frontera con el de Castilla. Fue donada en 1136 por Alfonso VI de León al obispo de Salamanca. 
Fue escenario de diferentes conflictos bélicos como la Guerra de Sucesión (1475-1476) cuando fue sitiada por los portugueses. Las murallas fueron derribadas por orden de Fernando el Católico como represalia por el apoyo que Cantalapiedra había prestado a Juana la Beltraneja, en su disputa sucesoria con Isabel la Católica.
Su ubicación y la fecundidad de sus campos de cereales contribuyeron al desarrollo del municipio que, como el resto de la comarca, se ha visto muy castigada por la despoblación y el envejecimiento desde los años 50 del siglo pasado.

 

Cantalapiedra

El término municipal de Cantalapiedra fue designado como Zona Especial de Protección de Aves (ZEPA) en octubre de 2000. Esta zona es de altísimo valor para la conservación de la Avutarda y otras especies migratorias. 

Los bosquetes islas son masas forestales de pino y encina, que sirven como último refugio de las aves forestales que siglos atrás dominaban la comarca serán el punto final de nuestra ruta.

 

Avutardas