BLOG

Primer día:

Tomamos Salamanca como ciudad de partida, después de una llegada a media tarde que nos permita acomodarnos, pasear por sus calles y ver el cambio de luz de la piedra al atardecer.

Salamanca Emociona

Segundo Día:

Aunque el inicio natural es tomar la SA 300 , sin embargo, te proponemos iniciar la ruta saliendo desde Salamanca por la DSA504, en dirección a Vitigudino-Doñinos, y enseguida, a tu derecha , deberás estar muy atento para salirte y podrás empezar a sorprenderte con Santibañez del Rio . Sin duda la perla más importante de Santibañez es su iglesia parroquial de San Justo, que data de finales del siglo XI y que fue restaurada a finales de los años 80, encontrarás restos de un convento, destruido por la terrible riada de San Policarpo de 1626 y un fresno centenario junto a la fuente.

iglesia parroquial de San Justo en Santibáñez del Rio

El templo de estilo románico tiene una nave única y está construido en piedra de sillería arenisca. Destaca su portada en la fachada sur, con una arquivolta de medio punto adornada con un friso de rosetas donde se pueden ver una cabeza humana, serpientes y otros animales. Fue declarada Patrimonio Histórico en 1983.

Continua el viaje y regresa a la carretera de Ledesma, atravesando el puente que te llevará a Villamayor, muy popular por sus canteras .

Iglesia de Villamayor, con su portada románica, en el interior destacamos su retablo y un precioso pulpito

La piedra de Villamayor es la materia prima de la ciudad de Salamanca y arte en las expertas manos de artesanos y canteros. La piedra franca (o piedra de Caen) es una roca arcillosa, de origen sedimentario, de fácil corte y talla, muy apropiada para la ornamentación y la escultura. La arenisca de Villamayor se utiliza, tradicionalmente, como material de construcción, como podemos ver en las viviendas de la localidad y en los edificios y monumentos históricos-artísticos de la ciudad de Salamanca.

Panorámica nocturna Salamanca

Recién sacada de la cantera es de color amarillo pálido, pero adquiere el color dorado con el paso del tiempo según se van oxidando las partículas de hierro que contiene, en contacto con el aire.

Valverdón


Su historia está ligada a la gesta del Descubrimiento de América ya que el propio Colón pasó temporadas en la finca que en el pueblo poseían los Monjes Dominicos. Con el apoyo del domínico Fray Diego de Deza elaboraban los argumentos con los que convencerían a los Reyes Católicos para apoyar financieramente la empresa.

Continuamos camino hacia Valverdón, un pueblo a la ribera del Tormes y que tradicionalmente ha sido parada de caminantes y viajeros. Desde el bosque de ribera hasta los amplios campos cerealistas conviven en su término municipal.
Su origen se remonta a las repoblaciones medievales que acompañaban a los cristianos en la reconquista de estas tierras a los musulmanes, que dejaron vestigios culturales en la zona.

Monolito a Cristobal Colón en Valverdón, la cocina del descubrimiento

A tu paso por Valverdón, te recomendamos dar un paseo para visitar el primer monumento erigido a Colón en España. Data de 1866. Se encuentra en la Finca de Valcuevo. Existe un camino señalizado para llegar al mismo . Cristóbal Colón llegó a Salamanca en 1484 y se alojó en el Convento Domínico de San Esteban. La finca de Valcuevo pertenecía a esta congregación y hasta allí acudían los frailes acompañados por el futuro descubridor de América.

Hacienda Zorita

Hacienda Zorita

Un lugar de gran riqueza histórica y natural en la ribera del río Tormes. Alfonso VIII donó la finca a la familia Alimógenes en el siglo XIII que a su vez la entregaron a los monjes dominicos en 1366. Desde entonces fue una Hacienda hospitalaria, refugio de viajeros ilustres. Entre otras construcciones destaca un molino árabe reconstruido que aparece citado en escritos del año 789 y un antiguo palomar. Hoy es un complejo turístico de alta calidad. 

Desde Valverdón podemos continuar la ruta de las Catedrales Vivas que nos conduce por pueblos del entorno que poseen magníficos árboles que además tienen su propia historia.

Ubicadas a la entrada de la Hacienda Zorita, su porte y altura las hace inconfundibles. La leyenda cuenta que estos árboles vinieron de América como regalo de Colón a los dominicos salmantinos por su decisiva contribución al descubrimiento del Nuevo Mundo.
La verdad es que, al igual que la que embellece el claustro de la Universidad de Salamanca, provienen de un vivero del siglo XIX perteneciente al letrado Don Federico de Onis y Onis.

Podrás encontrar varias propuestas de restaurantes en el camino para reponer fuerzas con productos locales. Apenas a unos kilómetros llegaremos a Almenara de Tormes, donde te proponemos , hacer un alto en el camino para realizar una experiencia eco-activa con la Fundación Tormes, una entidad sin ánimo de lucro, preocupada por la calidad de nuestro entorno, es decir, por tu calidad de vida...

Iglesia de la Asunción, BIC desde 1993. Paradigma del Románico más decorado.

Con la Fundación Tormes, podrás realizar un conjunto de actividades organizadas para grupos y destinadas a profundizar en el funcionamiento de los distintos paisajes y ecosistemas de la provincia de Salamanca.

Edificio multiusos de la Fundación Tormes en Almenara de Tormes

De forma individual podrás realizar un paseo por la propìedad disfrutando de la experiencia “Arte Emboscado” pagando una entrada simbólica como aportació al proyecto..

Ate Emboscado

ARTE EMBOSCADO es una apuesta por la innovación a través de talentos emergentes y consagrados, de distintas generaciones, que pongan a disposición de la sociedad nutritivas formas de apasionarse en su tiempo de sosiego.

Lagunas alrededor de la propiedad

Todo ello, dentro de un bosque. Una ribera muy especial para nuestra fundación, al ser el paisaje que recuperamos y seguimos madurando durante los últimos 20 años a partir de una gravera abandonada, y que hoy pertenece a la Red Natura 2000.

Imagen del rio y el azud al fondo.

El proyecto está amadrinado por María José Parejo, Directora del Programa El Bosque Habitado de Radio 3. RTVE y apadrinado por Manolo García, músico y cantante, ambos con gran compromiso con nuestro patrimonio natural, será sin duda un colofón a un estupendo dia lleno de actividad.

El recorrido no deja de sorprenderte.

Como disponen además de un Albergue público en el centro, puede ser una propuesta muy asequible a sumar con toda la oferta existente para tu alojamiento , estará disponible previa reserva y siempre que contrates actividades , disponen de un aula interpretativa an y de una zona de reserva con observatorio de aves.

Tercer Dia

En la fundación, realizan diferentes actividades dentro y fuera de sus terrenos. Por lo que puedes ya programarte alguna actividad para esa mañana.

Consulta su web: https://fundaciontormes-eb.org/albergue-ciam/rutas-senalizadas

Juzbado

Si continuamos el curso del rio hacia las Arribes, llegaremos a Juzbado , que se alza sobre el curso del río Tormes encaramado en un alto granítico que regala unas impresionantes vistas de la vega, las dehesas y las extensiones cerealistas que se alternan en el término municipal.

Museo de la Geología de Juzbado

recomendamos especialmente la visita al Museo de la Geología de Juzbado y disfrutar del paseo por sus calles , donde encontraremos algunas sopresas

pintura mural en Juzbado

Y numerosas placas de bronce con poemas que, autores de la talla de Antonio Gamoneda, Antonio Colinas…, etc. han leído en sus reiteradas visitas al pueblo .

Calles de Juzbado

Camino viejo de los Baños (PR) Juzbado – Baños de Ledesma

Si aún disponemos de tiempo, hay varias rutas de paseo y bit, entre ellas, recomendamos la ruta que une Juzbado con el Balneario de los Baños de Ledesma, siguiendo el trazado de la calzada que unía Ledesma y Salamanca. Por caminos vecinales, entre dehesas, bosque ribereño y cortados graníticos que se asoman al río intermitentemente, este paseo nos ofrece espectaculares vistas de los meandros y recodos que hace el Tormes en su recorrido, o el camino de los Bruños.

Camino de los Bruños

Continuamos camino, hacia el noroeste , internándonos hacia la zona del único arconocal de Castilla y Leon , en la zona de Zamayon y Valdelosa, donde podremos disfrutar también de algunos ejemplares magníficos de la ruta de las Catedrales vivas.

De camino, pasaremos por San Pelayo de Guareña, donde destacamos su iglesia Parroquial de San Pelayo (siglo XII) declarada Bien de Interés Cultural, de origen románico, conserva la capilla mayor, mientras que el resto del edificio fue reformado en el siglo XVI. Pese a ello, es una de las mejores muestras del románico de la provincia. 
Para visitar el interior del templo hay que contactar con el Ayuntamiento (Teléfono 923 321 315)

Paisaje de S. Pedro de Guareña

Otra opción sería , organizarnos una ruta ornitológica en un recorrido que empieza y termina en Zamayón, pasando por el pueblo de Valdelosa. 2horas aproximadamente.

Consulta las diferentes empresas de profesionales en el siguiente enlace: http://www.salamancaemocion.es/es/planifica/ornitologico

La primera parte del recorrido hasta a llegar a Valdelosa, permite conocer unos estupendos ejemplares de alcornoques, identificables por su tronco de color rojizo, carente de su corteza agrietada de color grisáceo. Las jaras y los cantuesos acompañan también en el recorrido, en un área especial para muchas especies de aves, de las que la más emblemática es la cigüeña negra.

Cigüeña Negra

La vuelta a Zamayón recorre una zona de dehesa de encinas, donde se pueden encontrar auténticas “catedrales vivas”, unos ejemplares majestuosos de encina, donde no es difícil ver aves como milanos, mochuelos, rabilargos, cucos y golondrinas, entre otros.

Continua hasta llegar a la A66, a la altura de Topas, municipio de la comarca histórica de La Armuña, limita al norte con la provincia de Zamora y en su extenso territorio observamos la transición entre las llanuras cerealistas y los montes adehesados. Tiene pedanías como Villanueva de Cañedo, San Cristóbal del Monte, Izcala, etc.


Zona ya habitada por romanos y visigodos, la reconquista y refundación de Topas fue realizada en el siglo X por el Reino de León. Posteriormente, en 1136, fue otorgado por el rey Alfonso VI de León al obispado de Salamanca, denominándose entonces Thopas.
Topas fue una villa importante que tuvo un castillo ya en el siglo XI, sobre el que se levanta el actual Castillo del Buen Amor del siglo XV. En 1475 se entrega esta localidad con su castillo a los Reyes Católicos, llegando a albergar a Fernando II de Aragón en su camino hacia la batalla de Toro, durante la guerra contra Juana la Beltraneja.

Castillo del Buen Amor.

El castillo del Buen Amor, es el punto perfecto para reponer fuerzas antes de volver a casa o descansar para seguir disfrutando del territorio Nordeste de Salamanca.